Cerca
 
 

Risultati secondo:
 


Rechercher Ricerca avanzata

Chi è in linea
In totale ci sono 4 utenti in linea: 0 Registrati, 0 Nascosti e 4 Ospiti :: 1 Motore di ricerca

Nessuno

[ Vedere la lista completa ]


Il numero massimo di utenti online contemporaneamente è stato 85 il Sab 9 Giu 2012 - 10:49
Febbraio 2018
LunMarMerGioVenSabDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    

Calendario Calendario

Flusso RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 



Camagüey

Andare in basso

Camagüey

Messaggio Da arcoiris il Mar 18 Dic 2012 - 12:08

Camaguey Cuando en 1528 la villa de Santa María del Puerto Príncipe se asentó en la zona del cacique Camagüebax, se sembraba la semilla de la futura ciudad de Camagüey



Fue la quinta población fundada por el Adelantado Diego Velázquez en Cuba. Se refiere que la fecha de constitución data de 1514, aunque la documentación que da fe de la fundación desapareció en los sucesivos incendios, saqueos y desastres naturales sufridos por ese territorio en los dos primeros siglos de su existencia.
Sin embargo, algunos estudios revelan que fue en 1515 cuando surgió la villa de Puerto Príncipe, en un promontorio de la ladera occidental de la Bahía de Nuevitas, denominado Punta de Güincho. En 1516 el poblado se trasladó hacia las márgenes del río Caonao, donde vivían numerosos indígenas, útiles para el trabajo y habían suelos muy fértiles y pastos abundantes, además de encontrarse relativamente cerca de la costa.
Allí comenzó el florecimiento de Puerto Príncipe, pero ese auge duraría poco dado el éxodo de sus principales pobladores hacia otras tierras recién descubiertas en América. Comenzaron entonces las sublevaciones de los aborígenes, ante la cruel explotación a que fueron sometidos.
Luego de permanecer 12 años en Caonao, en 1528 se mudó para el cacicazgo indígena de Camagüey o Camaguebax, situado en el centro geográfico del territorio, sede definitiva del Camagüey de hoy.
Señalan historiadores que aquel Puerto Príncipe de la primera mitad del siglo XVI, aunque su nombre sugería un entorno marino, surgió como un contrasentido: una villa totalmente mediterránea, equidistante de las costas por donde podía realizar las operaciones mercantiles que facilitaran su desarrollo económico.
Simultáneamente con los ataques de corsarios y piratas a mediados del siglo XVI, la villa desarrollaba una de las actividades mercantiles que más influyó en su mejoramiento económico: el contrabando. Esa parte de Cuba comenzó a mostrar, a la vez, una de sus grandes bondades: sus condiciones naturales para la ganadería, por sus amplias sabanas y llanuras con ricos pastos.
El temor reinante por los asaltos de piratas y el comercio clandestino también llamado "de rescate", fueron reflejados en la primera obra literaria escrita en Cuba, en forma de poema o canto épicoheroico con base histórica, titulado "Espejo de Paciencia", del escribano público del cabildo de Puerto Príncipe, Silvestre de Balboa Troya y Quesada, natural de las Islas Canarias.
Aunque la economía continuó siendo eminentemente ganadera, no hay dudas de que el mayor auge económico llegó allí con la producción azucarera en el siglo XVIII, riqueza que se refleja ya en aquella etapa en las construcciones religiosas, militares, de gobierno y domésticas.
El número de habitantes aumentó. La floreciente villa, centro por entonces de la vida jurídica de la colonia, con gran auge económico, cultural e intelectual, recibió el título de ciudad en 1817, otorgado por el Rey de España, Fernando VII. Aquella urbe colonial fue fuente de acciones independentistas.
De esa época son los nombres de Ignacio Agramonte, Salvador Cisneros Betancourt y Ana Betancourt, importantes figuras de la lucha contra la colonia, junto a muchas otras.
En 1903, el gobierno provincial acordó cambiar oficialmente el nombre de Puerto Príncipe, por la denominación heredada de los indígenas autóctonos: Camagüey, topónimo que en 1996 ostentan también la capital de la provincia de igual nombre, con gran peso en la economía nacional, y la tercera ciudad de la isla con sus más de 300 mil habitantes.
Es también el apelativo de un lugar cubano donde la modernidad parece no poder desplazar lo antiguo, predominante en las estrechas callejuelas que, de pronto, desembocan a una plaza, como expresión de un arbitrario trazado de las calles, en opinión de observadores del presente, pero necesario para despistar a corsarios y piratas en otros siglos.
Allí permanecen las centenarias casas bordeando un patio central, donde el fresco y la sombra se complementan; campanarios de viejas iglesias y las tejas rojas de los techos a la usanza de la colonia, para formar un entorno arquitectónico único en Cuba, en el cual se inserta la Plaza de San Juan de Dios, declarada Monumento Nacional desde 1980.
Al Camagüey de todos los tiempos le dedicaron un lugar en sus versos el Poeta Nacional Nicolás Guillén, y la poetisa Gertrudis Gómez de Avellaneda, entre muchos de los importantes intelectuales nacidos en aquellas tierras.
Alfareros andaluces, castellanos, gallegos, catalanes, integrados a la población local, encontraron en la abundante arcilla de la villa del siglo XIX, un excelente material para moldear recipientes, colocados en los coloniales patios de aquella urbe cubana para almacenar agua: las tinajas.
Varias generaciones de sus pobladores han conservado intacta esa tradición, que en el presente sólo sirve para mantener viva una estampa más de épocas pasadas en Camagüey, llamada a través de varias centurias, la "Ciudad de los Tinajones".

_________________
avatar
arcoiris
Admin

Messaggi : 15647
Data d'iscrizione : 25.04.12
Età : 41
Carattere : vieja y desbaratada pero fantasiosa y calientica

Vedi il profilo dell'utente

Tornare in alto Andare in basso

Tornare in alto


 
Permessi di questa sezione del forum:
Non puoi rispondere agli argomenti in questo forum