Cerca
 
 

Risultati secondo:
 


Rechercher Ricerca avanzata

Chi è in linea
In totale ci sono 4 utenti in linea: 0 Registrati, 0 Nascosti e 4 Ospiti

Nessuno

[ Vedere la lista completa ]


Il numero massimo di utenti online contemporaneamente è stato 85 il Sab 9 Giu 2012 - 10:49
Dicembre 2017
LunMarMerGioVenSabDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Flusso RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 



Sólo para blancas

Vedere l'argomento precedente Vedere l'argomento seguente Andare in basso

Sólo para blancas

Messaggio Da arcoiris il Lun 24 Dic 2012 - 10:00




LA HABANA, Cuba, diciembre, www.cubanet.org -La discriminación por el color de la piel no culminó con la descarga humana del último barco negrero que levó anclas de Cuba en la segunda mitad del Siglo XIX. Tampoco entre las páginas de Los negros ñáñigos, ni aún tras el ajiaco de la transculturación acuñado por Don Fernando Ortiz.

Mucho menos con la llegada de los “revolucionarios”, con consignas que hablaban de una revolución “de los humildes, con los humildes y para los humildes”, como triste remedo del “Raza es humanidad”, soñado por Martí.

En enero de 1959, solo se produjo un cambio de máscaras: Los negros en Cuba son hoy seres marginados entre los barracones de la desigualdad y los latigazos de la discriminación racial.

Condenados al nacer, por el color de su piel, a ser mayoría en el mundo marginal, con acceso limitado –aunque no oficialmente- a las instalaciones turísticas del país, y discriminados en las pantallas de la televisión nacional, los negros reclaman su oportunidad.

De poco sirve que, después de cincuenta años y cientos de miles de actos de humillación, el gobierno reconozca que aún existen en Cuba la desigualdad y la discriminación por el color de la piel, si no admite su responsabilidad en ello y hace algo por remediarlo. Culpar a estas alturas a las secuelas del coloniaje, el neocoloniaje y otras causas no definidas, como causantes de la problemática racial del país, es un acto de cinismo de ese monstro “todopoderoso” que aún insisten en llamar revolución.

En Cuba nada se hace sin la orden, o al menos la autorización, de quienes dirigen las instituciones del país. Todo está regido por preceptos ideológicos, condicionamientos políticos, fines económicos y por la imagen que el gobierno quiere vender de nuestra sociedad.

Por eso nadie piensa que si las personas de piel negra tienen hoy menos oportunidades de desarrollo personal, sea porque fulanito es racista, mengano un blanco discriminador, o zutana una mulata piola, víctima del síndrome de Cecilia Valdés, que quiere “adelantar la raza”.

En el momento actual, el programa televisivo de participación La neurona Intranquila, hace gala de un acto discriminatorio contra las mujeres que tienen negra la piel. Entre los Rostros de habaneras que se entregan cada semana como premio al ganador del concurso, no se ve ninguno negro. Los dibujos sobre cartulina del artista plástico Ernesto Rebustillo, siempre son de rostros de mujeres blancas.

Según Amanda Cosmes -una mulata capitalina que dice no existe en esos rostros de habaneras una representatividad racial que corresponda con la mezcla del país-, los premios que se otorgan constituyen un acto solapado de discriminación.

“¿Por qué entre los Rostros de habaneras con que premian cada semanada al ganador, no puede aparecer una mujer con la piel oscura, el pelo duro, y la nariz ñata, como yo? ¿Es que acaso sólo hay blancas en La Habana?, se pregunta esta mulata, que asegura que en Cuba sí existe la discriminación”.

Por su parte, Yusmari Núñez, una joven de la raza blanca, aseguró que no sólo está en desacuerdo con que la televisión ofrezca esa imagen falsa de un solo color de piel en la sociedad cubana; sino también con otros actos de discriminación que, a diario, y especialmente contra la mujer, suceden en el país.

“En cuanto a la discriminación racial, no hay peor ciego que quien no quiere ver. En la televisión, el cine, la calle, la escuela y el trabajo, se ve la desventaja o la caracterización marginal de los negros. A veces de forma sutil, pero está ahí”

Es hora de que haya un debate público sobre el tema de la discriminación y la desigualdad por el color de la piel, en vez de abordar el asunto solo a puertas cerradas en el parlamento, o en talleres oficiales impartidos por nuestros Uncle Tom oficialistas, personajes de la raza negra más identificados con la dictadura que con su color.

Tal vez así, cuando saquemos los trapos sucios del racismo cubano, los Rebustillos y compañía comprendan que deben mostrar también Rostros de habaneras negras y mulatas, que no solo existen, sino abundan en nuestra ciudad.

_________________
avatar
arcoiris
Admin

Messaggi : 15646
Data d'iscrizione : 25.04.12
Età : 41
Carattere : vieja y desbaratada pero fantasiosa y calientica

Vedi il profilo dell'utente

Tornare in alto Andare in basso

Vedere l'argomento precedente Vedere l'argomento seguente Tornare in alto


 
Permessi di questa sezione del forum:
Non puoi rispondere agli argomenti in questo forum