Cerca
 
 

Risultati secondo:
 


Rechercher Ricerca avanzata

Ultimi argomenti
Chi è in linea
In totale ci sono 5 utenti in linea: 0 Registrati, 0 Nascosti e 5 Ospiti :: 1 Motore di ricerca

Nessuno

[ Vedere la lista completa ]


Il numero massimo di utenti online contemporaneamente è stato 85 il Sab 9 Giu 2012 - 10:49
Ottobre 2017
LunMarMerGioVenSabDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Flusso RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 



Un padre en el recuerdo y la distancia

Vedere l'argomento precedente Vedere l'argomento seguente Andare in basso

Un padre en el recuerdo y la distancia

Messaggio Da Bertica il Mar 2 Apr 2013 - 13:36

Nací en un barrio habanero, en una casita humilde y limpia. Mi mamá, trabajo muy duro para criarme bien. Fue de esas mujeres que se bastan solas para ser el hombre y la mujer de la casa.

Yo adoraba a mi mama, también amaba al padre que nunca conocí. Pasaba horas frente a la foto de mi papá, imaginando como hubiera sido compartir mi vida con él. Mi mamá, me había contado, un montón de veces, que era el mejor hombre del mundo. Un fatal accidente cuando tenía días de nacida, terminó con su vida. Cada vez que hablaba de él, mi mamá siempre terminaba la conversación diciendo.
- Estaría muy orgulloso de ti, lo se.

Yo hubiera sido feliz de abrazar a mi padre, besarle, disfrutarlo. Soñaba con ese hombre bueno, con ese padre perfecto que la muerte me arrebato, lo imaginaba llegando del trabajo y corriendo a besarle. Si al menos tuviera un beso para recordar, pensaba.

Cuando, cumplí 15 anos, mi madre me sentó en su sillón, de pie frente a ella, como quien se exorciza, me contó una historia. Antes de comenzar me dijo.
- No quiero que me interrumpas, deja todas las preguntas para el final.
- Mama, me asustas, prometo no interrumpirte.
- Conocí a tu padre muy joven, tuvimos solo un año de relación. No murió en un accidente, esta vivo, en Miami. Nos amamos desde que nos vimos, hay algo, mucho que no sabes. Nunca nos casamos, él estaba casado. Cuando pensó en separarse de su mujer, les llego la salida del país, los padres de ella, los reclamaron. Si se separaba, perdía la oportunidad de irse. Prometió que en cuanto pudiera me mandaría a buscar. Unos días antes de irse, supe que estaba embarazada, no le dije nada, preferí dejarlo así. Decidí tenerte y créeme, fue la mejor decisión de mi vida. Pensé decírselo cuando estuviera en Miami, cuando me dijera que me fuera con él. Nunca más supe de él, nunca más hasta hace unos días que recibí una carta suya.

Mientras mi mamá hablaba, yo lloraba y me tapaba la boca con las manos, conteniendo las preguntas, sujetando las palabras que quería escaparme.
- Ese ha sido mi secreto todos estos años, preferí decirte que había muerto, para no decirte que se había olvidado de nosotros. Es cierto que es un buen hombre, no guardo ningún mal recuerdo de él, solo su olvido. Ahora que supe de él, no puedo seguir con mi mentira, tal vez cualquier día entre por esa puerta y quiero que sepas todo por mi, perdóname por mentirte mi hijita, perdóname, quise darte un buen recuerdo de tu padre.
Abrasé a mi madre llorando.
- No mama, no hay nada que perdonar, eres la mejor del mundo.

Nos abrazamos tan fuerte que parecíamos una, tal y como habían sido desde el día que nací.

Supe de mi padre, intercambiamos cartas, fotos, él me mandaba algún dinero y regalos con amigos. Nunca hablamos por teléfono, ninguno de los dos tuvo el valor de hacer la primera llamada.

Conocí un muchacho en la escuela, nos enamoramos, decidimos casarnos. Antes de hacer ningún arreglo acordamos hablar con mi mama. Mi novio me dijo, déjame a mí hablar con ella.

Miré a mi mama a los ojos y le dije.
- Mami, Luisito quiere hablar contigo.
- Y por que tanta seriedad y protocolo, no me asusten.
- Bertica y yo, vamos a casarnos, usted sabe que mi papá me reclamó hace un año y queremos hacerlo antes que me llegue la salida. Cuando este allá, veré como sacarlas a las dos lo antes posible. No queremos dejarla sola aquí, Bertica, estará junto a usted hasta que llegue el momento de reunirnos los tres.
- No mi hijo, dijo mi mama, ustedes se van los dos juntos o no hay boda. Ya hace años escuche algo parecido y no quiero correr riesgos, yo puedo esperar, se que los dos juntos, jamás se olvidaran de mi.

Mi mama se seco las lágrimas con la blusa, abrazo a mi y a Alfredo, segura que este amor, no correría la misma suerte que el suyo.

Nos casamos, una boda sencilla, aunque mi padre me mando dinero, preferimos guardarlo y dejárselo a mi mama. Llegó el día de la partida, un día siempre contradictorio en la vida de todos los que emigran. Mezcla extraña de alegría y tristeza, de valentía y temor. Mi mama, prefirió no ir al aeropuerto.
- Despedirnos aquí será mejor, no tendría fuerzas para regresar sola, además, seria como si fueran a regresar pronto. No ver el avión partir, me hará más fácil engañar los sentimientos. Estoy segura que esta separación no durara mucho, lo se.

Yo y Alfredo, llegamos a Miami, después de los trámites en el aeropuerto y los sustos. Nos recibió el padre de Alfredo, entre besos y abrazos.
- Estas igualito mi hijo, 10 años separados y al fin juntos. Escogiste bien que linda es Bertica, se ve una buena mujer, ven dame un beso tu también.
Abrazados los 3 hiciemos el viaje hasta la casa. Cuando llegamos, pedí llamar mi mama.
- Aunque sea dos minutos, quiero que sepa que llegue bien.
- El tiempo y las veces que quieras, yo también fui recién llegado un día y se lo que esas llamadas necesarias ayudan siempre, sobretodo los primeros días.

Pasaron los días, poco a poco nos acostumbrábamos a la nueva vida. Siempre se extraña, los amigos, la cuadra, el olor del barrio, hasta los malos ratos se extrañan a veces, así somos. Cuando del otro lado se deja a una madre que supo asumir los roles de madre y padre, un afecto tan gigante no se extraña, se grita por el en cada instante, se reviven besos y abrazos, apuntalando la alegría, para que no nos deje. Recordamos todo, lo revivimos, asegurando la vida y el futuro. Así hacia cada día, cada instante. Sabía que mi madre vendría pronto.

Con los sentimientos encontrados de los primeros días, había olvidado que me faltaba un encuentro. Ni siquiera había llamado a mi padre; el tampoco lo había hecho, ambos temíamos a ese encuentro y lo aplazabamos.

Una mañana, después del desayuno, Alfredo me dijo.
- Arréglate bien, tu padre nos espera a las 11, he hablado varias veces con él y ya es hora que se encuentren; jugar al avestruz, no resuelve nada.
Lo miro.
- Tienes razón, no puedo seguir posponiéndolo.

En la recepción, Alfredo le dijo a la muchacha.
- Dígale al Sr. Fernández que su hija esta aquí.
Un, que pasen enseguida, nos estremeció . Ese ascensor parecía no llegar nunca al 5to piso.

Se abrió la puerta del ascensor, el hombre que solo conocía de fotos, que crecí admirándolo y echándole de menos estaba frente a mi. Abrimos los brazos, dejamos a la sangre y a las ansias hablar por unos minutos.
- Vengan para mi oficina, tenemos mucho que hablar.
Nos sentamos los tres en el sofá de la oficina, tomándonos las manos me dijo.
- No pretendo justificarme, pero escúchame. Cuando llegue, desesperado por traer a tu madre pronto, escuche malos consejos, me metí en negocios sucios y termine en la cárcel, 5 años. Cuando salí, estaba como loco, no sabia que hacer. La que era mi mujer, se había separado de mi, no tenia donde ir ni a quien acudir. Por suerte había guardado bien un dinero, lo recogí y me fui para New York, allí empecé de cero. Con el dinero que llevaba y la ayuda de un buen amigo, me fui abriendo camino. Cuando logré alguna estabilidad, mandé alguien a Cuba a saber de tu madre. Cuando supe que tenía una hija, pensé que me había traicionado, que me había olvidado. Después supe que esa hija era mía y fue cuando me comunique con ella, desde ese día he soñado con este momento. No te digo perdóname, solo comprenderme.
Le di un beso.
- Tranquilo papa, te comprendo.
- Se que tu madre se quedo allá y que la quieres traer, si no se oponen tú y ella, yo me encargo de todo, como madre de mi hija, todo será mas fácil. No creo que ella me perdone, pero hacer algo por ella, me hará dormir mejor. Algo más que necesites hija, dímelo sin pena.
- Solo una cosa papa; mañana, cuando salgas del trabajo, ¿Podrías ir directo hasta mi casa? ¡Me gustaría tanto recibirte con un beso!
avatar
Bertica

Messaggi : 1
Data d'iscrizione : 02.04.13

Vedi il profilo dell'utente

Tornare in alto Andare in basso

Re: Un padre en el recuerdo y la distancia

Messaggio Da arcoiris il Mar 2 Apr 2013 - 13:43



Triste historia, que representa la triste historia de nosotros los cubanos que emigramos
Gracias para compartir con nosotros

_________________
avatar
arcoiris
Admin

Messaggi : 15646
Data d'iscrizione : 25.04.12
Età : 41
Carattere : vieja y desbaratada pero fantasiosa y calientica

Vedi il profilo dell'utente

Tornare in alto Andare in basso

Re: Un padre en el recuerdo y la distancia

Messaggio Da mosquito il Mer 3 Apr 2013 - 2:03

hola y muy Bertica..
esa struggente historia es algo que viviste...?
o solo la ..riportaste..como un cuento letterario?

in entrambi i casi rende splendidamente la diaspora fra la Isla a Miami e la separazione degli affetti.. lol!


_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
avatar
mosquito
Admin

Messaggi : 16324
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Vedi il profilo dell'utente

Tornare in alto Andare in basso

Re: Un padre en el recuerdo y la distancia

Messaggio Da giumiro il Mer 3 Apr 2013 - 15:24

bella storia con finale da favola.....bertica...o BERTico???

_________________
no es facil!!!
avatar
giumiro

Messaggi : 2881
Data d'iscrizione : 28.04.12
Età : 57
Località : Piacenza
Carattere : Caibarien Mon Amour

Vedi il profilo dell'utente

Tornare in alto Andare in basso

Re: Un padre en el recuerdo y la distancia

Messaggio Da Contenuto sponsorizzato


Contenuto sponsorizzato


Tornare in alto Andare in basso

Vedere l'argomento precedente Vedere l'argomento seguente Tornare in alto


 
Permessi di questa sezione del forum:
Non puoi rispondere agli argomenti in questo forum