Cerca
 
 

Risultati secondo:
 


Rechercher Ricerca avanzata

Chi è in linea
In totale ci sono 6 utenti in linea: 0 Registrati, 0 Nascosti e 6 Ospiti

Nessuno

[ Vedere la lista completa ]


Il numero massimo di utenti online contemporaneamente è stato 85 il Sab 9 Giu 2012 - 10:49
Settembre 2017
LunMarMerGioVenSabDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Flusso RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 



El mercado de Cuatro Caminos

Vedere l'argomento precedente Vedere l'argomento seguente Andare in basso

El mercado de Cuatro Caminos

Messaggio Da mosquito il Dom 1 Dic 2013 - 1:19

http://www.cubanet.org/?p=53577









El mercado donde los cubanos rezan para que vuelva la abundancia

Atrás quedaron las imágenes de la abundancia. Dicen nuestros mayores que aquello era un regalo para los sentidos. En la memoria, despierta la nostalgia de una especie de paraíso perdido.

El Mercado Único. Amelia, 80 años

–Era una ciudad, una ciudad entera, barato, barato… Todas las viandas y todas las frutas que querías, frutas cubanas (frutas del caney). Porque las manzanas las traían los chinos. Eran manzanas de California, envueltas en papel de china. Tenían un cuño que decía que eran de California.  El pescado era fresco. Pasaban los pescadores con unas cajas de zinc donde tenían los pescados en hielo. Recibían los embarques de directamente de los pescadores; dondequiera se podía pescar. La langosta, si tú querías, te la daban viva. Parguitos coloraditos, eso era lo más rico de la vida. O una cherna, cortada en ruedas. Había restaurantes chinos e italianos. Yo recuerdo que, con mi esposo, cuando íbamos a un Cabaret, parábamos allí,  a la 1 o a las 2 de la madrugada, a tomar una sopa china, y aquello estaba lleno de gente.  Todo eso desapareció.

Actualmente, el Mercado Único se llama, a secas, el de Cuatro Caminos. La segunda planta del edificio está cerrada. Abajo,  parece como si los liliputienses hubieran hecho una “revolución haitiana” y desterrado a Gulliver. El cuerno de la abundancia solo aparece esculpido en la piedra de la fachada, e increíblemente permanece intacto.  Después de las reformas “raulistas” con respecto al trabajo por cuenta propia, quedan negocitos invisibles, como el cambio, afuera, de CADECA, de 90 CUC x 100 USD, o algún que otro vendedor de aguardiente,  o rastreador de clientes para comprar animales al margen de sus lugares de venta.

El edificio se está cayendo. Los techos sobre columnas de acero –veteranas columnas de Hércules– están humedecidos y el agua empozada busca escapar por las hendijas, que amenazan con quebrar la estructura.

En un ala del mercado sobrevive la venta de viandas y frutas. Los vendedores aseguran que se pueden encontrar allí productos que no existen en otros “agros” de La Habana, como el canistel y la guanábana. Pero Ángel, un hombre de 70 años, dice: —–Ustedes, los que nacieron después, no saben lo que son las frutas cubanas. Se les ha empobrecido hasta el lenguaje por la cantidad de cosas que faltan.

En una entrada por la calle Manglar (hoy Arroyo), han puesto grandes jaulas con aves de corral, destinadas a la venta. Un muchacho con un vistoso collar de cuentas rojas y negras viene a nuestro encuentro. Su nombre es Ronald Rodríguez, pero dice llamarse, en lenguaje ritual,  Eshu bí, que traducido significa Nacimiento de Elegguá. En la mitología afrocubana, este orisha es el dueño de las encrucijadas. Dándonos la bienvenida solicita a modo de trueque: “Pongan mi foto en Facebook”.  Y declara:

–Nosotros nos dedicamos a vender los animales a los santeros y religiosos para que ellos hagan sus trabajos para salvar a las personas.

Un vendedor de animales (que ha pedido omitir su nombre) dice que todos los días van, como promedio, 80 personas a comprar allí.  Nos explica que la cría o la venta de chivos y carneros está prohibida dentro de la ciudad. Por eso se hace más difícil conseguir los animales, y ahora los “animaleros” -como se les conoce en las casas de Santería- trabajan por encargo.

Otro fenómeno interesante en los alrededores del mercado es el circuito de venta de artículos y accesorios religiosos, propios de la misma tradición yoruba cubana. Los que antes fueron modestos negocios de venta de estos artículos, se han convertido en verdaderas boutiques, con vidrieras donde se expone el arte asociado a los cultos afrocubanos. Una talla en madera puede costar hasta 900 CUC (equivalente al dólar estadounidense).

El dueño de una de las tiendas

En la tradición yoruba, en  la plaza del poblado  se encuentran los vivos y los muertos. En Cuatro Caminos, los habaneros dan las vuelta a las cuatro esquina (los cuatro puntos cardinales) pidiendo la bendición a Olofi y a los espíritus que viven en la plaza. Aquí lo que más compra la gente es yerba, coco, velas. Los hay que han hecho santo, otros vienen por yerbas para hacerse un despojo.



Los materiales vienen de México

–Para los trajes de santo, hay modistos. Los materiales los traemos de México. Los artesanos se dedican a hacer los collares y nos los traen. Aquí hay casi todo lo que la gente necesita. Todo el mundo tiene licencia. Antes, los yerberos andaban en carretillas ambulantes hasta los años 60 y pico. Ahora hay licencia para yerbero. No se puede andar en carretillas por la calle, pero los yerberos pueden vender en sus casas. Cuba ha hecho una religión yoruba con una esperanza, de prosperidad”.

Cuatro Caminos sigue siendo un lugar privilegiado, un punto de confluencia desde donde se tiene acceso a cualquier lugar de La Habana. Por la calle Cristina se llega a la Avenida del Puerto, donde antes estaba el Ferry, que a diario iba y venía entre La Habana y Cayo Hueso.

Después de 1959, el nuevo Estado revolucionario prohibió la propiedad privada y las libertades civiles y políticas, en nombre de la seguridad de una dudosa mayoría. Con esto sucumbieron también la libertad y el derecho ciudadano.




Ultima modifica di mosquito il Gio 23 Ott 2014 - 22:46, modificato 2 volte

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
avatar
mosquito
Admin

Messaggi : 16287
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Vedi il profilo dell'utente

Tornare in alto Andare in basso

Re: El mercado de Cuatro Caminos

Messaggio Da MAXHABANA il Mer 4 Dic 2013 - 18:48



E' quello che compare anche nel film Faccio un Salto all'Avana dove Brignano passa il cellulare con cui era al telefono con la cagacazzo della moglie italiana ad una cubana, e l'italiana appena sentito il classico Hoje que pasa, risponde con un "A scappata de casa" che è una delle battute meglio riuscite del film....

MAXHABANA

Messaggi : 326
Data d'iscrizione : 09.05.12

Vedi il profilo dell'utente

Tornare in alto Andare in basso

Re: El mercado de Cuatro Caminos

Messaggio Da mosquito il Mer 4 Dic 2013 - 22:26

beh..ad es cuando necesita algo de santeria rabbit  ..te mandan directo a buscarla por Cuatro Caminos..
probabilmente el mercado piu' conosciuto en la habana vieja..

_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
avatar
mosquito
Admin

Messaggi : 16287
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Vedi il profilo dell'utente

Tornare in alto Andare in basso

Re: El mercado de Cuatro Caminos

Messaggio Da mosquito il Mer 9 Apr 2014 - 1:43

http://www.oncubamagazine.com/actualidad/el-misterioso-caso-del-mercado-de-cuatro-caminos/


El misterioso caso del mercado de Cuatro Caminos





Hace más de dos meses que el mercado de Cuatro Caminos, en La Habana, está cerrado, sin que pase nada en su interior y CIMEX, la empresa encargada de su restauración, aun no ha dado información pública. Pero los rumores y algún que otro comentario de fuentes informadas arrojan luces sobre qué camino tomará Cuatro Caminos.

A punto de cerrar el mercado, por allá por febrero, un vendedor de flores llamado Vladimir me comentaba con cierta cautela: “nos están sacando porque van a hacer una reparación capital donde, supuestamente, debemos regresar en algún momento… Pero nunca se ha hablado de que pase al área de divisa”. Y ahora pensándolo bien, digo yo, con lo que debe demorarse eso, seguro, seguro que no pasa al área de divisa: ya no habrá doble moneda, ¿o sí?

Vladimir vive en la Lisa, o eso me dijo, le compra flores a una cooperativa agropecuaria en las Alturas del Sevillano, las vendía en Cuatro Caminos y, diariamente, ganaba “1200, 1300 pesos. Al mes más o menos 40 mil pesos” y por esos días no le hacía mucha gracia que lo sacaran de allí, pues como me dijo, “donde quiera que nos pongan la pérdida será enorme, porque son mercaditos regados por ahí, y las flores son una opción, no una necesidad. En ningún lugar se vende como en Cuatro Caminos”.

Y quizá tenga razón, porque desde 1994, este mercado es el mayor lugar de concentración de vendedores de productos agropecuarios en La Habana y uno de los más famosos de Cuba, porque en Cuatro Caminos y sus alrededores podías encontrar cualquier cosa…

Últimamente, más de cien vendedores acudían a sus espacios, por los cuales pagaban un 5% de impuesto sobre las ventas y otro 5% por la utilización del espacio. Esto, bajo la modalidad de “concurrentes”, creada por el Ministerio de Agricultura para regular la presencia de estos cuentapropistas en los mercados agropecuarios y que, en Cuatro Caminos, era controlada por cerca de 20 trabajadores administrativos, a los que debía reportársele diariamente el estado de cuentas de cada vendedor para fijar los pagos.

La modalidad de concurrente no posibilita un contrato de alquiler de espacios por tiempos definidos, sino que permite más movilidad y flexibilidad para las administraciones y los cuentapropistas. Por eso no fue tan complicado que sacaran a Vladimir, o a Raúl, un jovencito de 22 años con una tarima de viandas en el mercado, al que también se le afectaron las ventas y tampoco le agradó la medida, “porque los demás mercados por ahí están malos y nadie quiere ir por eso, aquí viene todo el mundo.”

Aun así, la Dirección de Mercados Agropecuarios capitalina les ofreció a cada concurrente la posibilidad de reubicarse en alguno de los 33 mercados de oferta y demanda de La Habana, explorando las posibilidades de espacio que cada uno tenía. Algunos aceptaron la oferta, otros, como Vladimir, parece que no, pues fuimos a buscarlo en la ubicación que nos dijo en febrero, y parece que nunca la tomó.

Pero, del otro lado de la historia, la del mercado, Cuatro Caminos es hoy una mole de metal y cemento vacía –hasta de interruptores y varias losas del piso–, con muchos gatos, algunos custodios, inspectores sanitarios que constantemente pasan a chequear no sé qué, y unos pocos trabajadores de CIMEX, que aun no tiene información pública que dar, o información, a secas.

La cosa es que, en Cuatro Caminos, se pretende rehabilitar las dos plantas y el sótano que posee el edificio con el objetivo de devolverle todo el espacio para un futuro mercado “de los de verdad”. Contaría con zonas refrigeradas para carnes, flores y otros productos que requieran conservación; tendrá también tiendas, quizá algún restaurante, y espacios adecuados –según me comentaron gente que parece saber bastante– para cuentapropistas. Que vuelvan los que estaban son otros cinco pesos.

También me dijeron que la obra se va a llevar sus buenos millones de CUP y CUC –depende de cuál circule y en qué momento, digo yo– y también su buen par de años, que pueden ser cuatro, si se mira el estado de deterioro de la estructura y los delicados trabajos de restauración y respeto al patrimonio que deberán hacerse. Aunque la mayoría de las estructuras metálicas están en buenas condiciones.

El Mercado General de Abastos y Consumo Único, simplificado en Mercado Único y llamado popularmente “de los Cuatro Caminos”, fue fundado en 1920 ocupando toda la manzana que está entre las calles Monte, Cristina (hoy Ave. México), Matadero y Arroyo (Ave. Manglar). Desde que abrió sus puertas, fue uno de los mercados más visitados de la ciudad y circulaban a su alrededor los entonces modernos tranvías. Su localización cercana al puerto y a la Calzada de Monte le daba céntricas y accesibles posibilidades comerciales.

En su primera planta se ubicaban las casillas de venta de hortalizas, viandas, frutas, y en la segunda planta podían encontrarse bodegas y puestos dedicados al comercio de carne, pescado, y productos gastronómicos. En el sótano estaban las cámaras refrigeradas. Además contaba con cuatro escaleras de mármol y seis elevadores. Luego de 1959 sirvió de almacén y de productos comerciales, función bastante alejada de sus propósitos arquitectónicos.

Hoy, dicen que hasta el entorno del mercado será intervenido mediante un ambicioso plan de restauración que pretende recuperar los valores patrimoniales y la belleza de la zona. Pero el proyecto aun no está. Y por tanto no están los cálculos, ni el diseño, ni el tiempo posible, ni los cuentapropistas en el mercado… El misterio sigue. Y yo solo digo lo que me dijeron.



_________________
"..non dovete esssere egoisti e pensare con la pinguita
dovete pensare il bene del populo cubano.."


i dettagli, gli possiamo lasciare a la fantasia di ognuno ..
avatar
mosquito
Admin

Messaggi : 16287
Data d'iscrizione : 25.04.12
Località : Bollo.gna
Carattere : el VIEJO puttaniere

Vedi il profilo dell'utente

Tornare in alto Andare in basso

Re: El mercado de Cuatro Caminos

Messaggio Da Contenuto sponsorizzato


Contenuto sponsorizzato


Tornare in alto Andare in basso

Vedere l'argomento precedente Vedere l'argomento seguente Tornare in alto


 
Permessi di questa sezione del forum:
Non puoi rispondere agli argomenti in questo forum